Enclave de Toulouse en el condado de Foix, Roquefixade permanece fiel a los condes de Toulouse.

Encaramada en lo alto de un impresionante acantilado, la fortaleza de Roquefixade, desde el siglo XI, se enfrenta a la de Montségur.

Con más de 100 metros de longitud, esta fortaleza se divide en dos recintos. Abajo, un patio rodeado de muros cortina siguiendo la línea de la cresta. En la parte superior, el propio castillo, accesible por una torre de puerta, una especie de esclusa de aire cerrada por dos puertas de chicane.
Tras su destrucción ordenada por Luis XIII en 1632, lo único que queda de esta fortaleza es un muro atravesado por dos ventanas arqueadas y una torre.

En el siglo XIII, una comunidad de creyentes cátaros vivía en el pueblo y luchaba por la libertad de su religión, su familia y su tierra.

Acceso libre y gratuito, todo el año.

ubicación

Pirineos cátaros

Situado al este de Ariège, en el límite del Aude, este territorio, denominado "País de Arte e Historia", gira en torno a [...]

Descubrir

Servicios

Servicios

  • Se aceptan mascotas